TWN Africa
TWN
Acerca de la Red

Comercio

Viernes 22 de Diciembre de 2006

La función de la UNCTAD

Nueva reunión sobre informe de Personalidades Eminentes

por Riaz K. Tayob

Una reunión especial sobre la función de la UNCTAD fue escenario de algunas diferencias de opinión acerca de si algunas de las propuestas podrían ser aplicadas de inmediato o si los miembros de la agencia de la ONU deberían considerar cuidadosamente todas las propuestas antes de decidir cómo proceder con ellas.

Al inicio de una reunión especial celebrada en diciembre para considerar las recomendaciones de un grupo de expertos sobre la función de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD), el secretario general, Supachai Panitchpakdi, presentó un plan por el cual las propuestas del grupo podrían ser separadas según tres categorías: las que podrían ser puestas en práctica por el secretario general, por los estados miembros y por el sistema de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Supachai indicó que la primera categoría de propuestas –entre las que figuran el establecimiento de una red de grupos de estudio especializados y un grupo de eminentes economistas especializados en desarrollo– podría ser aplicada por la Secretaría.

Sin embargo, el Grupo de los 77 y China, apoyados por varios grupos regionales de países en desarrollo, indicaron que las propuestas del grupo especial deberían ser consideradas de manera individual en función de sus méritos y que esta consideración debería hacerse a través del proceso intergubernamental, en el momento adecuado.

La evaluación de las recomendaciones del informe del grupo debería realizarse a la luz del resultado del Examen de Mitad de Periodo de la UNCTAD (que culminó en el correr del año) y esto debería ser parte de los preparativos para la UNCTAD XII (que se celebrará en Ghana en abril próximo), dijo el Grupo de los 77.

La Unión Europea, no obstante, dijo que apoyaba que el secretario general aplicara recomendaciones correspondientes a su ámbito, afirmando que los miembros no necesitan de “un control rayano en la intromisión”.

La reunión concluyó el 14 de diciembre con el acuerdo de que se realizará una reunión informal a principios de enero de 2007 para discutir el procedimiento a seguir, y cómo considerar las recomendaciones del informe del Grupo Especial. La reunión será abierta y transparente y también tendrá la intención de estudiar la cuestión de cómo continuar a partir del Examen de Mitad de Periodo.

La reunión se celebró oficialmente como la 40ª Sesión Ejecutiva de la Junta de Comercio y Desarrollo para discutir el Informe del Grupo de Personalidades Eminentes, “Fortalecimiento del papel de la UNCTAD en el desarrollo y su impacto” (UNCTAD/OSG/2006/1).

El Grupo fue creado por Supachai para brindar asesoramiento acerca de la función y el impacto de la UNCTAD. Su informe fue presentado por primera vez en junio.

La reunión fue abierta por el ex presidente de Tanzania Benjamin Mkapa, quien también es miembro del Grupo. Manifestó que a diferencia de los países en desarrollo de Asia, el comercio no ha sido un motor importante para el crecimiento de África, y la participación de este continente en el comercio se ha derrumbado. Si la UNCTAD no existiese actualmente debería ser inventada, declaró Mkapa, quien añadió que tenía el orgullo de afirmar que la misión y la razón de ser de la UNCTAD permanecen vivas, ya que persiste el problema del desarrollo. Mkapa manifestó que el Grupo Especial no tenía una agenda escondida ni personal, y que su informe no es ni totalmente holístico ni exhaustivo. Aborda una serie de dificultades que enfrenta la UNCTAD y el nuevo contexto frente al mundo globalizado.

Supachai presentó luego un documento relativo a sus reflexiones en torno a las recomendaciones del grupo (TD/B/EX(40)/2). Además, también se distribuyó una hoja suelta con el título: “Seguimiento de las Recomendaciones del Informe de las Personalidades Eminentes sobre ‘Fortalecimiento del papel de la UNCTAD en el desarrollo y su impacto’” (Follow Up to the Recommendations of the Eminent Persons Report on 'Enhancing the Development Role and Impact of UNCTAD).

Este documento tiene un cuadro que enumera las recomendaciones del grupo y las califica en columnas según las abordadas por la secretaría general, los países miembros y la Secretaría General de la ONU.

Supachai manifestó que el objetivo del Grupo era dar un mapa de ruta o guía para fortalecer el papel de la UNCTAD en el desarrollo. Y como la reforma del sistema de la ONU necesariamente afecta a la UNCTAD, “quisimos presentar nuestra propia iniciativa”, expresó.

El secretario general de la UNCTAD opinó que las propuestas pueden agruparse por el tipo de participación que requiere comprometer diferentes entidades.

El primer grupo son las recomendaciones que se refieren a los intentos de reforma que abarcan a toda la ONU. Es necesario que encontremos una forma de trabajar con los procesos e influir en ellos, de manera que la UNCTAD sigue siendo pertinente, expresó.

El segundo grupo son las recomendaciones que están dentro del ámbito de la Secretaría General de la UNCTAD y las propuestas están dirigidas a él, añadió. No dudaría en ponerlas en práctica para esos sectores que son los que dan los “resultados iniciales”, que están convenidos en el Examen de Mitad de Periodo de la UNCTAD. El tercer grupo son propuestas para la consideración de los países miembros.

Supachai manifestó que la recomendación 18 reclama a la UNCTAD aumentar su participación a escala nacional. Expresó que la UNCTAD no tiene presencia en los países y que los estados miembros tendrán que ayudar a resolver esas cuestiones.

Supachai hizo comentarios sobre algunas recomendaciones que, según él, estaban dentro de su ámbito, entre ellas las que proponen crear una red mundial de grupos de estudio especializados en la promoción de políticas de desarrollo (recomendación 7), establecer un grupo consultivo de eminentes economistas especializados en desarrollo (recomendación 8), fortalecer sus principales productos y limitar el número de publicaciones marginales (recomendación 9), consolidar programas de cooperación técnica (recomendación 19). Expresó que algunas de las propuestas ya han estado en vías de aplicación, bajo su tutela.

El secretario general de la UNCTAD declaró que los países miembros necesitaban tener una guía en las cuestiones 1 (asumir un papel de liderazgo en las cuestiones emergentes para propugnar soluciones pragmáticas), 4 (la posición de la UNCTAD basada estratégicamente en sus ventajas comparativas, diferenciación y complementariedad, e intervención estratégica y catalizadora), 10 (superar actitudes de confrontación, establecer un clima de confianza y crear un espíritu de cooperación para el desarrollo), 11 (mantener y manejar con más flexibilidad el sistema de grupos en las deliberaciones intergubernamentales), 15 (simplificar las comisiones dejando una Comisión de Comercio y una Comisión de la Inversión, y una posible tercera comisión) y 16 (enriquecer las deliberaciones de la Junta de Comercio para el Desarrollo con un período de sesiones interactivo con grupos de estudio sobre el desarrollo económico, su segmento de alto nivel debería ser reemplazado por un diálogo entre los interesados, o por un “Foro Mundial para el Comercio, la Inversión y el Desarrollo”).

Supachai expresó: “Siempre nos hemos empantanado y no hemos podido hacer cosas por falta de un acuerdo fácil”. El informe da indicaciones útiles en recomendaciones que podrían ser resultados con la forma de un acuerdo suave que no excluya el interés de ninguna de las delegaciones, manifestó.

Masood Khan, Representante Permanente de Pakistán, hablando por el Grupo de los 77 y China, manifestó que la tarea actual debe basarse en los resultados del Examen de Mitad de Periodo y su aplicación. Aclaró que al considerar cómo abordar las recomendaciones desde la perspectiva de las ganancias iniciales, “es necesario aclarar que no hay que confundir la adopción de decisiones con la aplicación de las mismas”. Por eso se necesita un fuerte mandato intergubernamental para asegurar que todos los resultados de este proceso tengan el sólido respaldo de los estados miembros, especialmente de los miembros más fundamentales de la UNCTAD (es decir, los países en desarrollo).

Masood Khan manifestó que, iniciado el proceso de la UNCTAD XII, la reunión puede aportar claridad, claridad de principios, objetivos y del proceso. Un principio angular sería que la UNCTAD debería ser el órgano fundamental de la ONU que sitúa al desarrollo en el corazón del comercio y la economía mundial. El proceso debe basarse en el acuerdo del Examen de Mitad de Periodo.

Acerca de la claridad del proceso, expresó, las medidas adoptadas por el secretario general y los países miembros deben ensamblarse con un mayor grado de claridad en cuanto a qué cosa está dentro del ámbito de quién. La ambigüedad no va a ayudar.

La consideración de las recomendaciones del grupo especial debería asentarse firmemente en los preparativos de la UNCTAD XII, expresó. Y agregó que cualquier acuerdo sobre recomendaciones específicas debe ser coherente con las discusiones sobre la UNCTAD XII.

Masood Khan añadió que el Grupo de los 77 y China están dispuestos a discutir las recomendaciones individuales acerca del mérito en el momento correcto. (Esto implicaba que esa reunión no era el momento indicado para discutirlas). Agregó que la reunión de ese día debía aclarar un mapa de ruta para discutir todas las recomendaciones.

El presidente del Grupo de los 77 también puso un toque de cautela con relación a la propuesta del grupo especial sobre una “nueva arquitectura institucional elaborada y transversal”. Masood Khan señaló: “Su establecimiento podría afectar el mecanismo operativo y el equilibrio entre los tres pilares de la UNCTAD. Esto bien podría debilitar los vínculos de la UNCTAD con sus principales integrantes y podría socavar severamente el apoyo tradicional que ha recibido de los países en desarrollo. Por lo tanto, ninguna recomendación debería tender a diluir la responsabilidad de la UNCTAD para con sus estados miembros”.

Dijo también que la maquinaria intergubernamental de negociación existente basada en el sistema de grupos funcionó bien en el pasado.

Fuentes del Grupo de los 77 indicaron que esos comentarios estaban dirigidos a la recomendación del grupo especial de suprimir el sistema de representación de grupos en algún trabajo futuro de la UNCTAD, y a la propuesta de reorganizar las tres comisiones actuales de la UNCTAD.

Khalil Nasri de Afganistán, en nombre del grupo asiático, expresó que el grupo se asociaba con el Grupo de los 77 y China. Nasri manifestó que hay algunos sectores en los que debería ser posible trabajar para conseguir resultados iniciales. Estos son temas en los cuales los países miembros ya se han puesto de acuerdo durante el Examen de Mitad de Periodo.

Añadió que para lograr avances, las modalidades deben estar claramente especificadas. La preparación para la UNCTAD XII implica un proceso preparatorio coherente y transparente, que incluye el estudio de las recomendaciones del Grupo Especial.

El embajador de Angola Arcanjo do Nascimento, en nombre del Grupo Africano, asoció al grupo con la declaración del Grupo de los 77 y China. El informe de las personalidades eminentes ha dado insumos para la reflexión sobre la participación a través de un mandato intergubernamental para la adopción y aplicación de esas recomendaciones. Este proceso de consultas permitirá a los estados miembros establecer una plataforma para la discusión en la UNCTAD XII.

Finlandia, en nombre de la Unión Europea, manifestó que apoyaba al secretario general para aplicar sus recomendaciones y que no necesitaban “un control rayano en la intromisión”. Dio luz verde a las recomendaciones sobre gestión interna o las convenidas en San Pablo (UNCTAD XI) o Bangkok (UNCTAD X). Opinó que la UNCTAD debería explorar formas de estructurar reuniones que guíen las consultas en lugar de reiterar debates retóricos.

El Reino Unido, en nombre del Grupo B, dijo que la Secretaría decidió sobre tres grupos de recomendaciones. Son recomendaciones que los miembros deben discutir, para su consideración por el Secretario General y otras para una mayor consideración. Se trata de conjuntos de recomendaciones que pueden ser seguidas en forma paralela. Expresó que los países miembros deben ponerse de acuerdo en cuanto a cuál es el proceso que desean seguir.

Dijo que la recomendación 10 (superar las actitudes de confrontación y crear un espíritu de cooperación para el desarrollo) era una recomendación para lograr resultados iniciales.

Nicaragua, en nombre del Grupo de Países de América Latina y el Caribe, dijo que la revitalización de la UNCTAD no es sinónimo de cambio en su mandato. La revitalización requiere un pensamiento cuidadoso y un debate con los estados miembros y la Secretaría.

Manifestó que las tareas de investigación y análisis de la UNCTAD constituyen la piedra angular de su trabajo y deben mejorarse ya que a veces desafían el conocimiento convencional. Dijo que deben conservarse dos características: mantener plena independencia y honestidad intelectual, y conservar una buena visión general del comercio y el desarrollo.

Sugirió al secretario general que estableciera un grupo de trabajo intergubernamental de composición abierta. A este Grupo de Trabajo se le debe encomendar la tarea de examinar el contenido de las recomendaciones del Grupo Especial. Los resultados deberían estar incluidos en el informe sobre las cuestiones institucionales para su discusión en la UNCTAD XII.

Sudáfrica manifestó que el deterioro permanente del presupuesto de la UNCTAD es motivo de preocupación y merece mayor atención.

Yash Tandon, director de South Centre, declaró que consideraba a la UNCTAD como un foro fundamental para el diálogo multilateral entre los gobiernos del Norte y del Sur y para la generación de consenso en torno al comercio, las finanzas y el desarrollo. Esto conduce a la formulación de políticas y normas con respecto a la legislación tanto blanda como estricta.

Explicando detalladamente la diferencia entre la UNCTAD y la Organización Mundial de Comercio (OMC), dijo que en el comercio la función primordial de la OMC es tratar de construir consenso. Por el otro lado, el papel de creación de consenso de la UNCTAD es en el sector del desarrollo. En la medida que el comercio no es un fin en sí mismo sino un medio para el desarrollo, en términos de una jerarquía de valores, institucionalmente la UNCTAD está en un nivel más alto que la OMC. (SUNS)




 Temas
  Ambiente
  Finanzas Internacionales
  Género
  Instituciones Financieras Internacionales
  Derechos de Propiedad Intelectual
  Seguridad Mundial
  Estados Unidos
  Política
  Trabajo
  Cooperación
  Bioseguridad
  Africa
  Política Regional
  Energía Nuclear
  Inmigrantes
  Sociedad
  Ecología
  Naciones Unidas
  Comunicación
  Derechos Humanos
  Desarrollo Social
  Economía
  Globalización
  Comercio
  Salud
  Mundo
  Patentes
 
   Búsquedas
Choike NGO search