TWN Africa
TWN
Acerca de la Red

Trabajo

Jueves 26 de Agosto de 2004

Desempleo juvenil alcanza pico nunca visto, dice la OIT

por Kanaga Raja

En la década pasada el desempleo juvenil (15 a 24 años) alcanzó un pico nunca antes visto, alrededor de 88 millones o la mitad del mundo desempleado, según la Organización Internacional del Trabajo (OIT).



El estudio de la OIT, “Tendencias del empleo mundial para los jóvenes 2004” reveló que los jóvenes representan el 25 por ciento de la población en edad laboral (de 15 a 64 años), pero representan el 47 por ciento del total de los 186 millones de desempleados en todo el mundo en 2003.

Los jóvenes representan alrededor de 130 millones de los 550 millones de “pobres que trabajan” –por debajo de la línea de pobreza de 1 dólar diario.

Resolver el desempleo juvenil reduciendo a la mitad su tasa de desempleo de 14,4 por ciento a 7,2 por ciento añadiría entre 2.200 billones y 3.500 billones de dólares al PIB mundial, equivalente a alrededor del 4 por ciento del PIB mundial de 2003.

Las ganancias relativas mayores serían en el África subsahariana, con una ganancia estimada entre 12 y 19 por ciento en el PIB.

El estudio reveló que el aumento del desempleo mundial ha golpeado duramente a los jóvenes, especialmente a las mujeres jóvenes, y los y las que pueden encontrar trabajo a menudo enfrentan largas jornadas laborales, contratos a corto plazo o informales, una remuneración baja y escasa protección social, tal como seguridad social u otros beneficios sociales, cuando la hay.

El estudio ubica la tasa de desempleo juvenil mundial en 14,4 por ciento en 2003, un aumento de 26,8 por ciento en la década (1993-2003).

El desempleo juvenil fue mayor en Medio Oriente y África del Norte (25,6 por ciento), seguido del África subsahariana (21 por ciento), las economías en transición (18,6 por ciento), América Latina y el Caribe (16,6 por ciento), sudeste asiático (16,4 por ciento), Asia del sur (13,9 por ciento), las economías industrializadas (13,4 por ciento) y Asia oriental (7 por ciento).

La región de las economías industrializadas fue la única en la que el desempleo juvenil tuvo una disminución clara (de 15,4 por ciento en 1993 a 13,4 por ciento en 2003), principalmente debido a una combinación de crecimiento demográfico, aumento del periodo de estudios y políticas destinadas específicamente a los jóvenes.

El crecimiento de la cantidad de jóvenes está superando rápidamente la capacidad de las economías de darles trabajo, dice la OIT. La población juvenil general aumentó en 10,5 por ciento en los últimos 10 años –a más de 1.100 millones en 2003. Pero el empleo juvenil aumentó solamente en 0,2 por ciento -a aproximadamente 526 millones.

Los jóvenes tienen más dificultades para encontrar trabajo que los adultos. Si bien hay una correlación en la mayoría de los países entre las tendencias de las tasas de desempleo de jóvenes y adultos, durante las recesiones la tasa de desempleo juvenil tiende a aumentar más rápidamente que la de los adultos.

La desventaja relativa de los jóvenes es más pronunciada en los países en desarrollo, donde hay una proporción de la fuerza de trabajo mayor que en las economías industrializadas.

El 85 por ciento de los jóvenes del mundo viven en países en desarrollo, donde tienen 3,8 veces más posibilidades de estar desempleados que los adultos, comparado con 2,3 veces en las economías industrializadas.

En la medida que hay más jóvenes que continúan en la etapa de estudio debido a la falta de empleo, su participación en la fuerza de trabajo en el mundo aumentó aproximadamente 4 puntos porcentuales por encima de la década anterior.

Además de la desventaja de tener menos oportunidades de encontrar trabajo, los jóvenes también enfrentan discriminación en función del sexo, la edad y los antecedentes socioeconómicos. En la mayoría de las ciudades, a los grupos étnicos dominantes les va mejor, mientras que los hogares de menores ingresos tienen más posibilidades de estar desempleados.

Las perspectivas futuras para los jóvenes de las regiones en desarrollo, que son las que tienen en su población los mayores contingentes de jóvenes en edad laboral, dependerán de la tasa de crecimiento de la economía así como de una mejora del contenido de empleo del crecimiento.

En el año 2015, 600 millones de jóvenes estarán trabajando o bien buscando trabajo –un aumento del 7,5 por ciento por encima del número de jóvenes que integraron la fuerza de trabajo en 2003.

El desafío será mayor en las regiones en las que se predice mayor crecimiento de la fuerza de trabajo –África subsahariana, con un crecimiento de jóvenes calculado en 30 millones (28 por ciento) y Asia del sur, 21 millones (15 por ciento).




 Temas
  Ambiente
  Finanzas Internacionales
  Género
  Instituciones Financieras Internacionales
  Derechos de Propiedad Intelectual
  Seguridad Mundial
  Estados Unidos
  Política
  Trabajo
  Cooperación
  Bioseguridad
  Africa
  Política Regional
  Energía Nuclear
  Inmigrantes
  Sociedad
  Ecología
  Naciones Unidas
  Comunicación
  Derechos Humanos
  Desarrollo Social
  Economía
  Globalización
  Comercio
  Salud
  Mundo
  Patentes
 
   Búsquedas
Choike NGO search