TWN Africa
TWN
Acerca de la Red

Comercio

Miércoles 5 de Mayo de 2004

por Chakravarthi Raghavan

Un grupo de organizaciones de la sociedad civil del Norte y del Sur acusaron a países industrializados de aplicar presiones para debilitar a la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD) mediante la limitación de su mandato de asistencia a los países en desarrollo.

Los grupos expresaron esta preocupación en una audiencia abierta con funcionarios del organismo y representantes de sus países miembros. La audiencia formó parte de los preparativos para la undécima conferencia de la UNCTAD, a celebrarse el próximo junio en San Pablo, Brasil.

Las organizaciones que manifestaron esta preocupación en una rueda de prensa fueron el estadounidense Instituto de Políticas Agrícolas y Comerciales (IATP), el Instituto de Negociaciones Comerciales de Africa Austral y Oriental (SEATINI), Oxfam Internacional, Amigos de la Tierra Internacional, la Red Brasileña de Comercio y la Internacional de Servicios Públicos, una federación de sindicatos.

“Durante ocho años, Estados Unidos ha intentado borrar a la UNCTAD y al compromiso de la ONU con el desarrollo del ámbito comercial”, afirmó Kristin Dawkins, vicepresidenta de Programas Internacionales del IATP. “El mandato de la OMC (Organización Mundial del Comercio) se concentra en el comercio, sin considerar las dimensiones sociales de las políticas económicas. Necesitamos normas más fuertes que rijan a las empresas multinacionales a nivel mundial, y mayor flexibilidad a nivel nacional. La UNCTAD debe hacer el trabajo analítico y construir instituciones multilaterales, dos tareas necesarias para poner el comercio al servicio del desarrollo”, exhortó.

En una mesa redonda celebrada en la UNCTAD y en la rueda de prensa, los grupos de la sociedad civil exhortaron al organismo de la ONU a ocuparse del problema de los precios de los productos básicos y a aumentar las medidas de apoyo internacional para el desarrollo de Africa y los países menos desarrollados.

“La falta de respuesta de la comunidad internacional al colapso de los productos básicos se debe a la idea ‘laissez faire’ de que los mercados son los determinantes clave de los precios y no se debe interferir con ellos”, señaló Chandra Patel de SEATINI. Sin embargo, advirtió, si no se atiende este problema, “los ingresos y las ganancias por exportaciones caerán más, la deuda aumentará y las reformas se revertirán” en los países pobres.

Celine Charveriat, de Oxfam Internacional, recordó el colapso de la última conferencia de la OMC y resaltó la importancia de la undécima conferencia de la UNCTAD en este contexto. Lamentablemente, los países industrializados “intentan básicamente debilitar a la UNCTAD debilitando los textos de negociación”, dijo, y añadió que Estados Unidos propuso incluso borrar toda referencia al Programa de Trabajo de Doha y sus promesas de desarrollo. Para ser fiel a su mandato, la UNCTAD debería tomar la iniciativa de promover soluciones realmente beneficiosas para las personas y los países más pobres, además de realizar “propuestas de gran alcance y resistir la presión de algunos países industrializados de limitar sus funciones”, exhortó Charveriat.

Dado el actual estado de las negociaciones comerciales, la próxima conferencia de la UNCTAD debe atender cuestiones cruciales para los países en desarrollo, como el trato especial y diferenciado en materia de agricultura, y proponer medidas concretas para frenar el colapso de los precios de los productos básicos, que es una de las principales causas de la pobreza mundial en la actualidad, urgió Oxfam.

Ronnie Hall, de Amigos de la Tierra, recordó que en los años 90 hubo un debate a puertas cerradas sobre si la OMC debería ser una agencia especial de la ONU, pero al final de la Ronda Uruguay, surgió como una organización independiente. Como resultado, afirmó, los intereses comerciales pasan por encima de cuestiones cruciales de desarrollo y ambiente. “Este problema puede agravarse, dado que Estados Unidos y la Unión Europea quieren ... degradar a la UNCTAD a una agencia especializada de la OMC”, advirtió Hall.

Los grupos de la sociedad civil reclamaron más coherencia entre todas las instituciones internacionales con las que deben tratar los países en desarrollo, como la OMC, el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional, la Organización de Cooperación y Desarrollo Económico y los organismos de la ONU. Debería existir un sistema de gobierno mundial con las agencias de la ONU como punto focal, y con la carga del cumplimiento sobre las instituciones de Bretton Woods y la OMC, sugirieron.

“Para obtener un desarrollo real, cada organismo debe cumplir su función”, observó Mike Waghorne, de la Internacional de Servicios Públicos.

Las ONG señalaron que, como resultado de posibles cambios en sus cargos ejecutivos, la UNCTAD podría recibir un nuevo impulso. Es la única institución internacional preocupada por el desarrollo, y “debemos fortalecerla”, instaron. (FIN) SUNS




 Temas
  Ambiente
  Finanzas Internacionales
  Género
  Instituciones Financieras Internacionales
  Derechos de Propiedad Intelectual
  Seguridad Mundial
  Estados Unidos
  Política
  Trabajo
  Cooperación
  Bioseguridad
  Africa
  Política Regional
  Energía Nuclear
  Inmigrantes
  Sociedad
  Ecología
  Naciones Unidas
  Comunicación
  Derechos Humanos
  Desarrollo Social
  Economía
  Globalización
  Comercio
  Salud
  Mundo
  Patentes
 
   Búsquedas
Choike NGO search